¿Atención primitiva o primaria?

Para que el trabajo en equipo no se quede en teoría, trabaja contigo y con lxs demás de forma paralela.

Hoy me ha venido a la mente un tema que se trató durante las primeras Jornadas Gallegas de Terapia Ocupacional que tuvieron lugar en A Coruña bajo el título "Terapia Ocupacional para la promoción de la salud". El texto que comparto trata uno de los temas que ha surgido en una de las mesas redondas que se llevaron a cabo durante el evento. La temática engloba el hecho de la ausencia de terapeutas ocupacionales en centros de Atención Primaria y de sus beneficios. Sin embargo, creo que este debate va más allá de la terapia ocupacional...

¿Qué ocurriría si el sistema público de salud incluyera a más profesionales de la salud como psicólogos, terapeutas ocupacionales, nutricionistas y fisioterapeutas, entre otros. ¿Qué ocurriría si tod@s pudiésemos acudir a una consulta con el terapeuta o a una consulta con el médico de familia a través de un clic o una llamada? ¿Lo veis factible? ¿Lo consideráis necesario?...

La Atención Primaria es un nivel asistencial que se caracteriza por ser el primer contacto que la persona tiene con el sistema de salud. Además, se supone que es el organismo que dará un soporte continuado durante la vida de la persona y ofrecerá un seguimiento personalizado a través de enfoques educativos, de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, así como de mantenimiento, recuperación y rehabilitación.

Recordemos que la salud hace referencia al bienestar físico, mental y social (Organización Mundial de la Salud) y no solo a una ausencia de enfermedad. Y, aunque yo añadiría más aspectos a esa definición, si entendemos la salud a través de la organización que soporta todo el sistema sanitario, creo que los servicios se quedan escasos para tan alta pretensión de bienestar.

Puedo estar de acuerdo en que exista un profesional de referencia que haga de hilo conductor y recaude la información de todos los profesionales que tratan con la persona por cuestiones de organización y eficacia. Sin embargo, no estoy de acuerdo en que un único profesional que tiene 5 minutos de consulta sea el responsable de atender, evaluar, derivar, etc. No por el profesional, por supuesto, sino porque los medios de tiempo, espacio y conocimientos no son suficientes. Y, sobre todo, porque en equipo se pueden observar y conocer muchos más aspectos de la persona para valorar los múltiples factores que afectan en la situación o síntoma que la persona expresa en una consulta.

Y, llegados a este punto, me encantaría que médicos, psicólogos, terapeutas, fisioterapeutas y demás profesionales que me quedan por nombrar pero que están presentes, se unieran a este debate.

Cooperando y compartiendo conocimientos podremos dar mayor cobertura de atención socio sanitaria. No se trata de pensar en nosotros como profesionales; cuando estamos trabajando con personas, se trata de pensar en qué es lo mejor para ellas y para su salud. Los egos personales y profesionales solo nos llevan a lo que ya tenemos y, teniendo en cuenta que la sociedad y sus demandas cambian, los servicios que se ofrecen también deben avanzar y cambiar. No lo sabemos todo ni lo llegaremos a saber, es algo que tenemos que ir asumiendo ;)

Y ya para terminar, deciros que a día de hoy en las universidades muchos más docentes de los que me gustaría se dedican a idealizar la profesión que imparten y, peor aún, a infravalorar otras existentes. Bien...si esto sigue existiendo en las instituciones donde se forman a los futuros profesionales, ¿Qué esperamos? Pues yo espero que los (futuros) profesionales tomen responsabilidad de su disciplina, de sus competencias y limitaciones y todo lo que conlleva, así como de las personas a las que atienden. También espero que usen el sentido común, el respeto y la curiosidad para seguir investigando y formándose. Nadie es imprescindible y todos somos necesarios.

Al fin y al cabo...lo que espero es que seamos personas

Muchas Gracias,

Sabela Ramil